Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Instinto, corazón o cabeza. La triada del eneagrama

Una herramienta de autoconocimiento y mejora de nuestras relaciones

25/09/2015

Victoria Cadarso ofreció en EEC Alumni un muy interesante y didáctico taller acerca de los fundamentos básicos del eneagrama según la escuela de Riso y Hudson de Nueva York.
 
Más de 70 personas, entre participantes presenciales y on line, pudieron conocer esta herramienta de autoconocimiento que nos permite entender nuestro tipo de personalidad con sus motivaciones, emociones, formas de filtrar y entender la vida y con sus comportamientos característicos.  Victoria supo condensar en una hora y media las claves principales y, además, logró que cada uno de nosotros nos identificáramos en uno de los nueve tipos del eneagrama.
 
Aunque originalmente fue un movimiento creado por George Gurdjieff para recopilar información sobre la espiritualidad y las formas de entender el mundo, hoy en día el eneagrama es una herramienta que se utiliza en diversos ámbitos.
 
Victoria comenzó el taller explicándonos el símbolo del eneagrama, el círculo representa el todo, la unidad, el ser humano con todas sus experiencias y potencialidades, su capacidad para mostrar todas sus facetas. El triángulo simboliza las tres fuerzas del universo, la capacidad social del ser humano, ya que en todo lo que pasa estoy “yo”, “tú” y el cómo nos relacionamos. Los números simbolizan los tipos de personalidad y se sitúan en el extremo del círculo. ¿Por qué no están situados en el centro? Si fuéramos completos todos estaríamos en el centro, pero en función de los miedos con los que nacemos (miedos básicos, como los entiende el eneagrama) y de las relaciones que tenemos a lo largo de nuestra vida, vamos configurando nuestra personalidad en los extremos del círculo, representando que hay un sesgo en nuestra personalidad que podemos trabajar para ser “la mejor versión de nosotros mismos”.
 
En palabras de la ponente “yo me voy de mi centro por el miedo que yo tengo”, “me formo una personalidad o coraza con la que me defiendo del entorno”. Victoria insistió en que ningún tipo es mejor que otro, de ahí que se utilicen números para identificar los nueve tipos de personalidad. Por último, con la exada, ya podríamos situar las nueve formas de estar en el mundo, todas ellas en el extremo para simbolizar que no están en su esencia sino en la manifestación de sus miedos y sus egos. La exada representa que todo está unido, en movimiento y fluyendo. Es decir, cada tipo de personalidad está relacionada y coge rasgos de otros cuatro, ya sea porque están próximos en el círculo o porque se conectan a través de la exada. Es decir, aunque todos tengamos de todo, manifestamos rasgos de los tipos que están más conectados con el nuestro. Una de las ventajas de conocer nuestro tipo es que, entonces, ya podemos saber hacia dónde puede ir nuestro cambio, qué camino tenemos que seguir para mejorar como personas. Es decir, si yo soy un 2, tengo que aprender del 1, del 3, del 8 y del 4 para crecer dentro de mi tipo.
 
Seguidamente, Victoria hizo que nos identificáramos con las tres triadas del eneagrama: instinto, corazón y cabeza.
 
  • Triada del instinto: relacionada con el cerebro réptil. Las personas que están en esta triada son más sensibles a todo lo que tenga que ver con su cuerpo, a las sensaciones físicas. Buscan la autonomía y son sensibles a los límites, están más en el presente.
  • Triada del corazón: tiene que ver con las relaciones, con la necesidad de sentirse con valor para los demás. Las personas en esta triada están más en el pasado y buscan la identidad.
  • Triada de la cabeza: tiene que ver con la necesidad de entender, de dar significado y comprender. Las personas en esta triada están más en el futuro y buscan seguridad, tratando de anticipar para intentar tener una estructura y una sensación de protección.
Por último, para ubicarnos en los nueve tipos, Victoria nos habló de tres formas de reaccionar y pasar a la acción ante diferentes situaciones: podemos ser reactivos, activos o proactivos. Por ejemplo, con cómo manejamos los conflictos o las pérdidas.  Por tanto, en una misma triada podemos tener tres manifestaciones, y eso es lo que nos ayuda para terminar de ubicarnos en los nueve tipos del eneagrama.
 
Sin duda, gracias a Victoria no solo logramos descubrir cuál es nuestra manera de estar en el mundo, según la teoría del eneagrama, sino que también llegamos a comprender cómo esta herramienta puede ayudar a regular mejor nuestras emociones, a ser más empáticos y a mejorar nuestras habilidades con nuestro entorno.
 
Por último, os dejamos algunas referencias recomendadas por Victoria (todas ellos del Enneagram Institute de Riso y Hudson):
 
La sabiduría del eneagrama. Don Richard Riso y Russ Hudson. Editorial Urano, 2012.
Comprendiendo el eneagrama. Don Richard Riso y Russ Hudson. Editorial Palmrya, 2011.
Tipos de personalidad del eneagrama: el eneagrama como método de autodescubrimiento. Don Richard Riso y Russ Hudson. Editorial Palmrya, 2012.
__________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 23 de septiembre de 2015 en la sede de EEC Madrid.
 

Ventajas

Formación en EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos