Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Coaching para el amor

Herramientas para mantener la confianza y recobrarla

29/04/2016

Patxi Rocha ofreció en EEC Alumni un taller en el que pudimos aplicar herramientas del coaching a las relaciones de pareja. Herramientas que están presentes en su libro “Coaching para el amor”.
 
¿Qué tiene que ver una técnica de desarrollo y transformación personal como el coaching con el sentimiento y la emoción que mueve y conmueve el mundo, el amor? ¿Cómo algunas de las herramientas, técnicas o distinciones que habitualmente utilizamos en coaching pueden servir a las relaciones de pareja o íntimas, al amor tal y como lo entendemos en este ámbito? Estas y otras preguntas fueron las que trabajamos en la sesión de EEC Alumni.
 
La motivación de Patxi parte de su propia biografía y de la observación de su entorno: hijo de unos padres inscritos dentro de una generación donde las parejas duraban generalmente toda la vida, se plantea preguntas como: ¿no será que nos faltan herramientas para solventar esos conflictos? ¿No será que sin llegar al extremo de otras épocas tiramos enseguida la toalla con nuestras parejas? ¿Ha cambiado nuestro estándar de compromiso?
 
Estas preguntas fueron las que motivaron a Patxi a desarrollar las diferentes herramientas, técnicas y ejercicios presentes en su libro y que experimentamos durante la sesión. Ejercicios muchos de ellos provenientes de la terapia de pareja, de la Gestalt y especialmente adaptados para trabajar en los diferentes estadios por los que puede pasar una pareja.
 
Tal y como expone el autor del libro, la confianza es la placa base de una relación: una parte fundamental. En una pareja, la confianza es el componente esencial, el núcleo duro que nos permite coordinarnos con otra persona y construir una relación estable. Donde hay confianza se genera respeto, que no es sino la aceptación del otro como alguien diferente a mí.
 
En la primera herramienta trabajamos las coordenadas de la relación, que Patxi unió a las distinciones para permitirnos “mapear” el estado de una relación. Serían tres: las conversaciones (el tejido que mantiene una relación), la actitud de responsabilidad (¿Estás siendo víctima o responsable en la relación? ¿Cómo te sitúas tú con lo que sucede? ¿Eliges dar respuesta?) Y la transparencia (“nuestra relación no se estropea por lo que nos decimos, sino por lo que NO nos decimos”). En función de estas tres coordenadas podemos mapear una relación.
 
Las herramientas para el mantenimiento. Tal y como relataba Patxi, “el tiempo no es un síntoma de calidad”, es necesario seguir alimentando e hidratando la relación. Para ello, nos propuso el ejercicio de “copia de seguridad” que consiste en identificar un objeto de importancia simbólica para la pareja y hacernos, o hacer al coachee, las siguientes preguntas: ¿Qué simboliza para ti? ¿Qué te diría si pudiera hablar? ¿Qué le dirías si te pudiera escuchar? Permitiéndonos conectar desde otro lado con nuestra pareja, salir de nuestro observador y encontrar nuevas narrativas. O también “la caja de los deseos”, basada en la idea de que son los pequeños detalles los que importan en una relación. Se trata de utilizar dos cajas (una para él y otra para ella) en la que vamos volcando peticiones concretas para irlas cumpliendo cada cierto tiempo.
 
Las herramientas para la reconstrucción: tras una ruptura de la confianza. Con técnicas como “paraísos e infiernos” con la que podemos “re-cablear” nuestra relación o, al menos, nos puede servir a nosotros mismos para salir del bucle en el que probablemente nos encontremos. Consiste en dibujar una línea del tiempo con los puntos críticos: positivos y negativos, con nuestra pareja. Y sobre esta línea trabajar diferentes herramientas del coaching: disculpas reparadoras, el perdón, la gratitud y las declaraciones emocionales.
 

Las herramientas de salida. Destinadas a hacer una “salida responsable” de la relación, completarnos. En la sesión trabajamos sobre la “limpieza simbólica de recuerdos”: recuerdos para conversar y honrar la memoria (si honramos la relación, honramos nuestra memoria. Siempre podemos recordar algo positivo), recuerdos para donar (lo que nos hizo bien puede servir a otros) y los recuerdos de los que desprenderse: rituales de despedida y tránsito. Patxi nos propuso para estos últimos hacer un ejercicio de despedida de recuerdos, siguiendo un ritual con declaraciones emocionales (¿Qué puedo decir? ¿Qué me sugiere despedirme de este recuerdo?) y teniendo en cuenta los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire. 
 

Al finalizar, Patxi insistía en que “la garantía no existe sobre ninguna herramienta, lo que sí existe es la certeza de que empleándolas el resultado va a ser una relación más transparente, sin dobles fondos, y que lo que tengamos como pareja, con la intensidad y  compromiso que decidamos, sea nítido, jugando con las cartas sobre la mesa”.
__________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 28 de abril de 2016 en la sede de EEC Madrid.

 

 

Ventajas

Formación en la EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos