Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Equipos sanos, el oxígeno de una organización

¿Cómo construir equipos saludables? ¿Cómo conservarlos saludables?

1606/2016

Más de 50 personas vieron presencialmente y desde casa a Luis Carchak compartiendo con nosotros cómo generar relaciones en equipo sanas y genuinas. Hablándonos desde su experiencia que desde un inicio se ha centrado en la intervención en equipos, Luis compartió varias “ideas fuerza” sobre el coaching y los coaches de equipo, así como herramientas de las que puede dotarse un equipo para mantenerse saludable en sus relaciones interpersonales.
 
Somos seres sociales y en el juego de la vida compartimos mucho tiempo de nuestra existencia con nuestros compañeros de trabajo. En esta actividad y gracias a la dilatada experiencia de Luis como coach de equipos, pudimos analizar en qué herramientas se apoyan los equipos de trabajo para mantener relaciones sanas y genuinas entre sus miembros, y es que la mayoría de las labores y compromisos en las organizaciones las hacemos como parte de equipos.
 
“Gente inteligente no hace necesariamente un equipo inteligente. Pero un equipo inteligente hace mucho más inteligentes a sus miembros”, con esta frase Luis abría su charla hablando así de la “inteligencia de equipo”, una inteligencia muy específica y valiosa para el éxito organizacional.
 
Entre las “ideas fuerza” y herramientas que Luis compartió, destacamos:
 
Reglas de juego en los equipos
 
En coaching de equipos decimos que el reto de los equipos es “ponerse de acuerdo en cómo ponerse de acuerdo, cuando no están de acuerdo”. Y es que la crisis y el conflicto llegan cuando el equipo no tiene claro su marco de actuación para ser un equipo de alto rendimiento. Es decir, el equipo ha de crear unas reglas básicas de juego, unos valores, un marco de referencia al que poder volver cuando el conflicto aparece. Y ser testigo del establecimiento y de la firma de las reglas de juego de un equipo es uno de los primeros objetivos del coach de equipos. “Como coaches, intervenimos con una pregunta, con un feedback…si alguna vez vemos que el equipo no está honrando sus reglas”, nos insistía Luis.
 
El abordaje sistémico y el rol del coach
 
La intervención del coach de equipos se hace desde un paradigma sistémico. Como coaches que estamos observando al equipo, vemos qué hechos se repiten de manera sistemática y qué efectos producen. Observamos la circularidad de la energía, la conversación: si se cumplen o no se cumplen las peticiones y ofertas, qué promesas se cumplieron con respecto a la última reunión, etc. Para ello, el coach de equipos: acompaña, plantea preguntas imprevistas, detecta creencias que limitan al equipo, modifica los límites del sistema invitando al equipo a salir de su zona de confort, cuestiona comportamientos improductivos y aplaude comportamientos productivos, etc.  
 
¿Qué conversaciones escucha el coach?
 
Si nos fijamos en la foto de un iceberg, el equipo está trabajando en la punta. Lo que da entidad y fuerza al iceberg es la inmensa masa de hielo que está por debajo y que le empuja. Esta corriente que subyace a la punta del iceberg es lo que el coach de equipos está observando: la confianza y el compromiso. Es decir, el equipo está en sus asuntos (objetivos, tareas, el día a día, etc.), y nosotros como coaches estamos fuera de ese contexto, observando lo que hay por debajo. El rol del coach de equipos es observar aquello que los miembros no pueden observar, porque están dentro de la acción. Cada vez que el coach de equipos da un feedback, hablará de algo que el equipo no ve, porque es ciego en la acción. Por tanto, resumía Luis, como coaches escuchamos: las conversaciones que hay, las que sobran, las que faltan, las incompletas, etc.  
 
¿Cuáles son los tipos de intervención del coach?
 
Finalmente Luis nos clarificó en qué momentos y qué tipos de intervención puede hacer un coach. El coach puede preguntar al equipo o darle feedback sobre cómo están siendo las conversaciones que están manteniendo los miembros con respecto a sus objetivos. El coach de equipos también puede, mediante talleres, cambiar su gorra de “coach” a “formador”. Por ejemplo, si observa que no existe una escucha genuina entre los miembros, puede proponerles un taller sobre esta temática. Por último, el coach de equipos puede intervenir en la “cocina”, espacio destinado a que los miembros hablen de cómo se han sentido en la reunión, conversen sobre cómo han conversado y “completen” las conversaciones pendientes: si se han escuchado los unos a los otros, si han llegado a acuerdos, si han honrado sus reglas como equipo, etc. El coach tiene que velar porque el momento de la “cocina” final sea únicamente para que el equipo “se sanee” y consiga irse a su casa sin conversaciones pendientes.  
__________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 15 de junio de 2016 en la sede de EEC Madrid.
 

Ventajas

Formación en la EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos