Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

El coaching, herramienta clave para el cambio social

Acompañando a líderes en la definición de su “para qué” social

2906/2016

Nos encontramos en un momento emocionante de cambio; las compañías y las marcas hoy más que nunca saben del poder del impacto social y de la cultura colaborativa para volar más alto. María García Crespo compartió en EEC Alumni una nueva tendencia social que apuesta por poner al cliente en el centro de nuestras acciones empresariales.
 
¿Cómo aportar más valor a nuestros clientes? Con esta pregunta María nos retaba a pensar en cómo, desde nuestra actuación profesional, podemos generar impactos y experiencias más positivas para nuestros clientes, atender y dar solución a lo que realmente les importa. Y es que, impulsado por la revolución digital y la crisis económica, un nuevo paradigma en el que la colaboración y la conciencia social son claves, está emergiendo con fuerza. Comparando el paradigma antiguo con el emergente, podríamos decir que el primero se rige por el ego, por el individualismo, por el status y la jerarquía. La felicidad aquí tiene que ver con la estabilidad y el placer. Las empresas en este paradigma tienen una baja colaboración y escasa conciencia ecológica.
 
Por el contrario, el nuevo paradigma de la colaboración nos habla de pasión y de implicación como base para el éxito. Las empresas en este nuevo paradigma son más horizontales y tienen mayor conciencia ecológica. Para ellas son importantes valores relacionados con el intra-emprendimiento y con la libertad de cada colaborador para escoger su camino de transformación en la organización. La felicidad es disfrute e implicación con lo que uno hace.  
 
En este contexto, la innovación social se define como: “el desarrollo e implementación de nuevas ideas (productos, servicios y modelos) que dan respuesta a necesidades sociales y crean nuevas relaciones y colaboraciones”. Es importante tener en cuenta que la innovación social tiene que ver con crear una propuesta tangible, un producto o servicio que va a dar respuesta a una necesidad urgente y trascendente para las personas. En palabras de María “es el empuje tangible de un producto con impacto social”.  El “cómo” vamos a llegar a ello también cambia ya que sea crea una relación de co-creación y colaboración con el cliente desde el comienzo. En este escenario transitamos del “gano yo” al “ganamos todos”. Es posible y es necesario, apuntaba María, que  las empresas ganen dinero con los proyectos de innovación social, pero al mismo tiempo es una obligación: “contribuir de forma responsable y sostenible al bienestar de la sociedad y de sus propios empleados”.
 
¿Qué metodología nos permite generar un pensamiento innovador? Desde luego una metodología de profunda co-creación con el cliente y es que el “cómo” aquí importa casi igual que el “qué”. Además, insistía María en apostar por una multidisciplinariedad a la hora de trabajar con diferentes perfiles de personas. Una diversidad de perfiles que sean capaces de escuchar profundamente para desde ahí aportar soluciones con verdadero valor para el cliente.
 
¿Cómo aplicar un pensamiento innovador? María nos daba algunas claves para acompañar a los líderes en el cambio de observador hacia el nuevo paradigma. 
 
  • El desaprender: Hay que soltar ¿Qué se ha quedado caducado? Generar vacíos.
  • La incertidumbre: Hay que hacerse preguntas, ¿Y por qué no?  Todo cambia.
  • Los errores son claves: “Menos mal que me confundí tanto que estrategia, de producto, de manera de conversar…”
  • Las transformaciones: Permitirse ser lo que uno es. “Me centro en mi como compañía desde ese punto de vista diferenciador y singular”.
 
¿Y cuál es nuestro rol como coaches en este acompañamiento?
 
El coaching se convierte, en palabras de María, en una herramienta clave para despertar esta conciencia y movilizar hacia el cambio, detectando creencias y convirtiéndolas en oportunidades y logrando en los líderes un claro compromiso y plan de acción dirigido al cambio y a la transformación social. En este sentido, es bonito acompañar a un Comité de Dirección en el diseño de una visión y mandala sociales. Espejaremos las creencias que ya no les sirven para construir su mandala social e indagaremos a través de preguntas poderosas cuál es el ADN social y los valores del equipo o Comité de Dirección. Con preguntas como: ¿dónde es útil la compañía para la sociedad? ¿Qué os está faltando para generar impacto social?
 
 
Por último, María nos trajo varios casos de empresas internacionales que ya han aplicado este enfoque con éxito demostrado. Organizaciones como Vodafone, Iberdrola o Triodos han implantado políticas y procesos alineados con este “para qué social”, demostrando así el compromiso con este nuevo paradigma que parece, ha venido para quedarse.  
__________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 28 de junio de 2016 en la sede de EEC Madrid.
 

Ventajas

Formación en la EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos