Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Potenciando el uso de nuestro cerebro a través de la memoria

¿Para qué sirve la memoria más allá de la memorización?

19/07/2016

Javier Valera ofreció en EEC Alumni un taller sobre la memoria y su utilidad cotidiana. ¿Cuántas memorias existen? ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Cómo podemos poner la memoria al servicio de la creatividad?
 
Javier nos dejó claro que memoria no es “memorieta” y es que repetir, repetir y repetir no es darle un buen uso. La memoria no es un almacén, es un proceso psicológico mucho más complejo y del que podemos aprender interesantes claves que nos permitirán optimizar su uso.
 
Destacamos lo siguiente:
 
  • Las claves del olvido según la curva de Ebbinghaus que explica la pérdida retentiva con el tiempo. Cuanto más intenso es el recuerdo, más perdura en el tiempo. ¿Cuántos libros que hemos leído y nos han entusiasmado se nos han olvidado? Pero, ¿se nos olvida todo? La respuesta es no.
  • Diferencias entre memoria procedimental y declarativa. La memoria declarativa es la memoria de los hechos, de los datos y la procedimental es aquella que participa en el recuerdo de las habilidades motoras y ejecutivas necesarias para realizar una tarea, es decir, “la memoria del hacer”. ¿Por qué no nos olvidamos de montar en bicicleta? Nos preguntaba Javier, porque montar en bici, andar, etc. son acciones y pertenecen a la memoria procedimental, “es aquello para lo que hemos evolucionado”, apuntaba el ponente.    
  • Memoria explícita y memoria de reconocimiento. Todo lo que somos capaces de recordar está en nuestra memoria explicita. Por ejemplo, ¿cuántos elementos de la tabla periódica serías capaz de nombrar en un minuto? Seguramente hay muchos de estos elementos que no recuerdas, pero que sin embargo, sí serías capaz de reconocer, esto último estaría dentro de la memoria de reconocimiento. 
  • Memoria a corto plazo. Javier realizó un experimento para mostrarnos el hallazgo de George Miller en los años cincuenta y en el que éste ya hipotetizó con la idea de que las personas pueden almacenar más datos en su memoria a corto plazo siempre y cuando estos estén agrupados. ¿Y cuál es el número mágico de dicha agrupación? 7 con una variación de +/- 2.
Una vez con datos o conocimiento en nuestra memoria, el proceso creativo puede funcionar. Siguiendo esta línea, Javier nos dio claves para potenciar nuestra creatividad hablándonos de las cuatro fases del proceso creativo identificadas por el físico Henry Poincaré y catalogadas por Wallas.
 
  1. Preparación: recogida de información y manipulación de elementos relevantes para el problema, trabajo que es realizado normalmente de modo consciente.
  2. Incubación: gestación del fenómeno en el nivel subconsciente que se produce cuando se deja de progresar en la fase de preparación y se deja a un lado el problema.
  3. Iluminación: momento de inspiración en el que surge inopinadamente la solución y resulta de una combinación de elementos de la fase de preparación. Suele ocurrir que la solución la proporcionan elementos considerados no relevantes.
  4. Verificación: evaluación crítica, en la que se prueban las ideas recibidas, se contrastan, se organizan y se da la forma definitiva.
 
Un apunte interesante fue el descubrimiento acerca de la fase REM y sus implicaciones. Es la fase en la que soñamos y procesamos la información que captamos a lo largo del día. La fase REM es fundamental para nuestro proceso memorístico. Cuando la eliminamos porque no dormimos o debido a la ingesta de algunos psicofármacos, no se produce el aprendizaje, no se consolidan los conocimientos.  
 
Por último, Javier compartió su sistema personal para aumentar nuestra capacidad memorística:
 
  1. 1. Construir un mapa cognitivo.
  2. 2. Procedimentalmente (es decir, que implique una acción): escribir, recitar, dibujar, cantar.
  3. 3. Sin desbordar la memoria a corto plazo.
  4. 4. De manera episódica (contar una historia).
  5. 5. Con hitos.
  6. 6. Con asociaciones de información.
  7. 7. Contemplando la fase REM de sueño (trabajar-dormir-trabajar-dormir).
  8. 8. Mediante aprendizaje significativo.
  9. 9. Y gestionando la curva del olvido.
 
Y es que conocer y manejar adecuadamente nuestra memoria no solo sirve para estudiar oposiciones, sino también para otros propósitos como refinar nuestros procesos creativos o mejorar nuestra oratoria en público. 
__________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 18 de julio de 2016 en la sede de EEC Madrid.
 

Ventajas

Formación en la EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos