Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Relaciones que funcionan

Cómo entenderte hasta con tu peor enemigo

01/09/2016

Usoa Arregui, antigua alumna, nos recomienda “Relaciones que funcionan: Cómo entenderte hasta con tu peor enemigo”, de Ferrán Ramón-Cortés y Álex Galofré. En este libro, los autores analizan de forma muy amena (utilizando los cuatro elementos como referencia, tierra, aire, agua y fuego) y a partir de múltiples ejemplos el modelo Bridge, de estilos relacionales.

¿Para qué te ha servido el libro? ¿Qué es lo que más te ha gustado?

El libro plantea dos ejes a partir de los cuales clasifica los modelos relacionales en cuatro categorías metafóricas muy intuitivas: aire, tierra, agua y fuego.  Los dos ejes son la forma de tomar decisiones (racional o emocional) y el ritmo vital (reflexivo o activo).

Personalmente le he encontrado dos tipos de utilidades a este libro. 

La primera, profesional. Por una parte, permite, sin caer en el riesgo de etiquetar, identificar fortalezas o áreas de mejora a mayor velocidad en mis clientes, de forma que, si se manifiestan en relación con su reto, se les pueden mostrar durante la sesión. Así, por ejemplo, cuando alguien que intuyes que responde al patrón aire (alguien de natural tendente a lo espontáneo, dinamizador y sociable) parece mostrar un cierto nivel de dispersión, se lo muestras para que, si lo necesita, encuentre recursos para cambiarlo. Por otra parte, cuando el cliente trae una relación compleja, a menudo tiene que ver con que el cliente y esa persona corresponden a perfiles diferentes. Así, le puedes mostrar rasgos de los cuatro perfiles del modelo y, a partir del perfil que intuitivamente crea que corresponda a la otra persona, el cliente puede elaborar una estrategia de comunicación diferente y potencialmente efectiva

A nivel personal, ¡para entender algunas reacciones de mis seres más queridos que me dejan boquiabierta!

¿Qué aprendizajes del libro están más relacionados con tu manera de vivir el coaching?

Lo primero que me ha permitido es dejar de etiquetar las etiquetas. Me explico, al descubrir el impacto que las etiquetas tienen en nuestra forma de relacionarnos, mi pretensión fue la de evitar a toda costa las etiquetas, por efecto de mi creencia de que las etiquetas no eran útiles para el Coaching. ¡¡Había etiquetado las etiquetas!!

Además, asimilaba perfiles relacionales con etiquetas.

Así, pude ver los perfiles relacionales como lo que son: un modelo sencillo para agrupar los estilos de comunicación que se repiten con frecuencia y que sugieren unos estilos comunes. Después, me permití usarlos en las sesiones y vi que pueden constituir un recurso muy potente que ayude al coachee en su aprendizaje. 

El libro plantea las cuatro categorías como un estilo preferencial que tiene su origen en elementos biológicos, en el aprendizaje y en el desarrollo de la persona. Es decir, es dinámico y permite cambiar en función de las necesidades
 
Todo lo que escape del determinismo radical tiene que ver con mi estilo de Coaching.
 
¿Algún momento de in-sight durante su lectura?
 
El conocimiento en mayor profundidad de los rasgos funcionales y disfuncionales de cada categoría me permitió acercarme a grandes lagunas que, a menudo, observaba en mis relaciones con otras personas. Así, la premisa de que todos reaccionamos diferente a una misma realidad, diferencia que tiene su base en una determinada manera de comunicarse, facilitó mi proceso de legitimación del otro, de aceptación del otro como legítimo.

Además, cuando aparecen las expectativas desde este nivel de conciencia, se pueden modular de una forma diferente y generar conversaciones muy eficientes.

¿Qué herramientas del libro pueden ser utilizadas en un proceso de coaching?

Mostrar la metáfora con sus dos ejes abre nuevas posibilidades para el coachee de interpretar lo que le está sucediendo. 

En concreto, todos somos capaces de indicar, con referencia a un contexto determinado: 

(i) cómo tomamos las decisiones, si dando prioridad a la tarea o a las relaciones; y

(ii) cómo actuamos, si antes de pensar o al tiempo que pensamos.

Desde ese nivel de conciencia el coachee genera conversaciones muy posibilitantes.

¿En qué momento del proceso de aprendizaje como coaches puede ser recomendable su lectura?

En cualquier momento.

Bien sea cuando el coachee muestra un grado de apertura como para escuchar con voluntad de aceptación, bien cuando llega muy apegado a su visión de una determinada situación. El estilo del libro, muy ameno y repleto de ejemplos cercanos, lo hace apto para todos los "públicos"
 
 

 

 

Ventajas

Formación en la EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos