Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Del deseo a la frustración, de la publicidad al coaching

01/02/2018

 
'La influencia de la publicidad en la formación de creencias' es el título del taller que Adrián Battioli compartió con la Comunidad de Aprendizaje de EEC Alumni el pasado 29 de enero. Una actividad retransmitida íntegramente online, en la que el ponente unió sus dos áreas de experiencia profesional: la que desarrolla en el sector de la publicidad y la que más recientemente ejerce como coach ejecutivo.

Battioli desengranó el poder de la publicidad en la generación de emociones y de creencias en las personas y también algunas herramientas que los coaches pueden emplear para ser más efectivos en sus acompañamientos.

Del deseo a la frustración, el reto

"La publicidad es una enorme fábrica de deseos de cosas que no necesitamos, pero que por sus mensajes nos van a garantizar la felicidad y nos van a hacer la vida más fácil", reflexionó el experto. "Al mismo tiempo", siguió, "la publicidad genera frustraciones que nos trae el coachee y que es interesante saber de dónde viene, pues en algunos casos, puede tener relación con la publicidad".
 
El reto para los coaches es, entonces, abordar esa frustración reconociendo qué valores le compró el cliente a qué marca y también a través de la distinción ser-tener, pilar del coaching que se entrena y se practica en EEC.
 
Cuestión de contexto

Tener en cuenta el contexto es siempre una obligación del coach, sin embargo, en esta actividad, el experto habló de contexto desde un sentido diferente y más amplio. Contexto, dijo, es la realidad con la que hemos crecido, los amigos, la profesión y también todas las imágenes que vemos cada día. Es decir, contexto lo es todo. "Estamos completamente influenciados por la publicidad", confirmó el ponente. "Todo está influenciado y todo intenta generarnos creencias determinadas".
 
Tanto es así, que no siempre es fácil saber si cuando habla una persona (un cliente de coaching) lo hace ella o si es su entorno, reveló Battioli, para quien "en el mensaje del coachee se puede inferir qué tipo de influencia tiene la persona", siempre que el coach esté atento al contexto.
 
Un espacio de reflexión

En definitiva, "al coachee tenemos que recibirlo como un ser holístico: el coachee y sus circunstancias. Y tenemos que determinar lo que le influye y lo que le bloquea", afirmó Battioli. Es clave, siguió, "generar un espacio de reflexión, un remanso de paz, un lugar en el que el cliente pueda pensar" que tenga en cuenta, además, aspectos como la luz, el mobiliario, el sonido y las imágenes que nos están influenciando al coach y al coachee incluso durante la sesión.
 
___________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 29 de enero de 2018 y se puedo ver en online.

 

 

Ventajas

Formación en EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos