Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

La rabia es responsabilidad de cada uno

El estímulo nunca es el causante de nuestra emoción

17/05/2018

Son muchas las formas de acallar la rabia que ponen en marcha las personas que interpretan esta emoción como negativa. Unas estrategias para tratar de no mostrar la emoción que según la experta Blanca Huarte-Mendicoa, formadora y coach en EEC, no hace sino que esta persista y tome más fuerza. “La rabia es una energía que surge de la emoción y que necesita un canal de expresión y siempre va a encontrarlo”, explicó durante su conferencia online ‘Una mirada posibilitadora de la rabia’.
 
El citado taller tuvo lugar el pasado 9 de mayo dentro del marco de las actividades de EEC Alumni y también de la Semana Internacional de Coaching de ICF y fue seguido por unas cien personas en todo el mundo.
 
La pregunta de partida de la ponencia de la coach, que es formadora en los programas de Certificación y de Gestión Emocional en EEC, fue la de cómo “usar la rabia para conectarme con la alegría hacia el otro y para lograr lo que quiero conseguir”.
 
“La rabia está conectada con la frustración y es una emoción que en muchos casos lo único que nos pide es ser escuchada”, siguió la experta, para quien “la emoción nos avisa de que algo está fallando, de que hay algo que estamos necesitando o un valor que no vemos representado”. No son estas las únicas intenciones positivas de la rabia, que también “nos sirve para poner límites, para decir que no y evitar que los demás nos invadan”. 
 
Buscando la mirada posibilitadora de la rabia
 
En el taller, Blanca Huarte-Mendicoa acompañó a los participantes con sus palabras y a través de ejercicios prácticos a dejar de ver la rabia como un veneno y empezar a apreciar la esencia y los aprendizajes que nos trae. Un trabajo que, como suele suceder en coaching, está en la interpretación que hacemos de los hechos.
 
“Ante la realidad de la lluvia puedo hacer una interpretación de que me fastidia los planes o bien puedo hacer otra interpretación diferente y pensar en la lluvia con un alivio pues va a limpiar el aire”, dijo como ejemplo de cómo “la emoción siempre está relacionada con los hechos que pasan" si bien, insistió, "nos tenemos que dar cuenta de que el estímulo nunca es la causa de nuestra emoción”. 
 
Mi emoción, mi responsabilidad
 
La emoción es responsabilidad de quien la siente, de cada uno de nosotros. “Pensamos que es el otro el que nos hace enfadar. Tenemos una mirada victimista y evitamos sentirnos responsables. Lo que hay alrededor son los estímulos pero es nuestra responsabilidad qué interpretación sacamos de eso".  
 
La aceptación, volver la mirada hacia dentro en lugar de ir hacia afuera como nos incita la rabia o respirar para no reaccionar de forma impulsiva fueron algunas de las estrategias que la coach de EEC compartió con el objetivo de dejar de ser esclavos de la rabia. 
 ___________________
 
Esta actividad tuvo lugar el 9 de mayo de 2018 online.

 

 

Ventajas

Formación en EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos