Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Padres conscientes, hijos felices

Un manual de inteligencia emocional para padres

01/07/2018

Libro recomendado por Arnau Gasull, alumno de EEC.
 
Para qué te ha servido el libro? ¿Qué es lo que más te ha gustado?
 
Mi carrera profesional de Coach va muy de la mano con mi experiencia de ser Padre.  A los 3 meses de haber nacido mi primera hija empecé a formarme en la Escuela Europea y desde entonces mi andadura como Coach ha ido creciendo de la mano de mi paternidad.
 
Recuerdo muy bien cuando formándome para ser Coach se nos propuso la similitud de la curiosidad del coach para abrirse al mundo con la de los ojos de un niño pequeño que descubre el mundo. Este libro me ha ayudado a ver y entender la paternidad y el mundo con distintos ojos, más cercanos a la mirada de un niño. 
 
Este libro me sirvió para entender que en mis hijos están ya todas las respuestas a los retos que significa ser padre, y que no se trata de poner el foco en lo que hacen o dejan de hacer, pero en qué me pasa a mí con lo que son. Un libro lleno de preguntas que me ha ayudado a reflexionar hacia adentro y tomar consciencia de mi ser, además de convertirse en un manual de inteligencia emocional que me ha ayudado a los retos del día a día en la familia. 
 
Ahora entiendo que la infancia de mis hijos viene determinada sustancialmente de cómo me veo a mi mismo!
 
¿Qué aprendizajes del libro están más relacionados con tu manera de vivir el coaching?
 
Por un lado el ejercicio personal de ser más consciente y estar cada día más abierto todo lo que sucede a mí alrededor. Aparcar cualquier creencia que tenga o defienda y poner el foco en escuchar comprender más al otro. También darme cuenta del exceso de expectativas que cargo en forma de exigencia y en darme cuenta de la fuerza de la gratitud para completar etapas y seguir caminando. Para mí, en mi ser como padre hay mucho de coaching: estar atento, sin juzgar y con mucho amor. Facilitando, acompañando y legitimando al otro. 
 
¿Algún momento de in-sight durante su lectura?
 
Este libro me propuso dos preguntas que en su momento me hicieron reflexionar y creo sinceramente que mi vida a día de hoy es en cierto modo la respuesta que me estoy dando.
 
Por un lado Jon y Myla preguntaban ¿Qué tipo de padre vas a ser? Y más adelante ¿Qué tipo de vida vas a querer a partir de ahora? Estas dos preguntas me llevaron días y días de reflexión, de cómo había ido mi vida, de cómo era y de cómo quería que fuese. Me conectaron con mis padres, mi infancia y adolescencia,  y sin duda con mi hija. Si todo lo que pasa sucede en el silencio, esta pregunta fue una largo reflexionar que nunca termina y sigo en ello. Todavía lo reflexiono! La vida que llevamos mi mujer y yo, y el ser que soy son en cierto modo un ejercicio vital a dar respuesta a estas dos preguntas.  
 
¿Qué herramientas del libro pueden ser utilizadas en un proceso de coaching? 
 
Creo que lo más importante del libro es invitarnos a tomar consciencia del ser que somos, en este caso desde la consciencia de ser padres. Posiblemente este libro conecte más con todos aquellos que son madres o padres, pues se centra en qué hacemos con lo que pasa con nuestros hijos.
 
Más que herramientas destacaría algunos aspectos de la paternidad muy relacionados con un proceso de coaching y que no deberíamos olvidar. Ser padre es, al igual que un proceso de coaching, sacar a la luz y consolidar lo mejor de nosotros, y depurar y liberarnos de aquello que ya no necesitamos. De ahí que siempre es bueno recordad que… 
 
  1. Tratar de ver de otra manera todo lo que está pasando. Mirar y observar los hechos, poniendo el foco en lo que realmente está pasando.
  2. Conectar con el ahora, con el momento presente, sin ir hacia el pasado ni mirar al futuro. Lo que pasa ahora ya está bien. Cuando prestamos atención dejamos de estar perdidos.
  3. Se consciente y analizar todos los juicios que nos decimos, revisando creencias e indagando en nuestro ser más interior.
  4. Aceptar todo lo que hay, nuestro yo con todas sus imperfecciones. Lo que resiste persiste, y lo que se acepta se transforma. 
  5. Revisar nuestro ser. Lo importante no es lo que hacemos o dejamos de hacer, es la mente que cultivamos. 
 
¿En qué momento del proceso de aprendizaje como coaches puede ser recomendable su lectura?
 
Como he comentado creo que este libro resonará mucho más a todos los coach que son padres pues es un espejo muy potente de lo que somos y hacemos. Por ello su lectura es recomendable en cualquier momento. Para los que no son padres también aporta un valor muy importante, pues es definitiva todos somos hijos de nuestros padres y de ahí vienen muchos juicios, creencias y formas de ser. Recomendable pues ante cualquier interés en indagar nuestras creencias nucleares y revisar que hay de nosotros en nuestra infancia, seamos padres o no.
 
Sin desmerecimiento alguno de la lectura me gustaría terminar con una lección que he sacado de su lectura. No me acuerdo bien quien dijo aquello de  “lo importante es saber leer las personas, no los libros”. Pues bien, al igual que la paternidad, en el coaching no hay libro mágico que  ponga fin a nuestra sed de aprender. A menudo buscamos fuera cuando lo que queremos ya está dentro nuestro. Amándonos a nosotros podremos escuchar, legitimar y hacer felices a los otros. Hijos o clientes. Esa es la sabiduría que me llevo. 

 

 

Ventajas

Formación en EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos