Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

El poder de ser vulnerable

¿Qué te atreverías a hacer si el miedo no te paralizara?

01/08/2018

Libro recomendado por Aniuzka Alejos, alumna de EEC.
 
¿Para qué te ha servido el libro?
 
Este libro ha marcado un antes y un después en mi vida, ha traído liviandad, ya no necesito ser “perfecta” para que me acepten y me amen; siempre he sido suficiente, siempre he sido digna de amor e integración incluso en mis acciones menos acertadas.

También me ha ayudado a conectar con una fuente potente de coraje (cuya raíz latina “cor” viene de “corazón”), ese coraje que me ayuda a confiar, que me ayuda a mostrarme más auténtica, ese que eleva mis relaciones a un nivel superior de conexión.

¿Qué es lo que más te ha gustado?
 
  1. Compartimos un “para qué”.
 
Tras doce años de investigación, Brené Brown demostró lo que en el fondo todos sabemos, todos buscamos amor e integración. Es decir estamos diseñados para estar conectados, es lo que le da sentido y propósito a nuestra vida, la ausencia de amor, integración y conexión siempre conduce al sufrimiento. Esto me ha servido para ser más compasiva y respetuosa con los demás, ver a todas las personas como iguales, saber que compartimos un “para qué” me hace más sencillo entender a los demás y a mi misma.
 
  1. La poderosa creencia de la dignidad.
 
En esta investigación también se muestra que las personas nos dividimos en dos grupos, aquellas que se sienten muy amadas e integradas y aquellas que luchan por conseguirlo, sólo hay un factor que las separa: las que se sienten dignas de ser amadas, que aman y se sienten integradas, creen verdaderamente que merecen amor e integración, no es que vivan vidas más fáciles, ni que tienen menos luchas contra adicciones o depresión, si no que han desarrollado prácticas que les permiten aferrarse a la creencia que merecen ser amadas, aceptadas e incluso felices.
 
  1. Cultura de la escasez.
 
Otra cosa que me parece muy importante del libro de Brown, es que tenemos una gran preocupación por la escasez, es decir, nuestro diálogo automático se basa en comparaciones y como producto de ello, también en lo que me falta, me falta tiempo para hacer cosas, no he dormido lo suficiente, se nos pasan las horas oyendo y emitiendo preocupaciones y quejas por todo aquello de lo que no tenemos suficiente, incluso la nostalgia también es una forma peligrosa de comparación. La cultura de la escasez en la que estamos inmersos puede dificultar mantener nuestra creencia de sentirnos dignos de ser amados y aceptados. Está en nuestro poder ser consciente de estos mensajes, parar y tomar medidas al respecto.
 
  1. Vergüenza.
 
Todos la sentimos, es universal (excepto los sociópatas), es una emoción primitiva, que experimentamos de manera intensa y dolorosa, nos creemos imperfectos y por lo tanto, no nos sentimos dignos o lo suficientemente buenos para merecer amor e integración. La vergüenza es el miedo a la desconexión.
 
Cuando experimentamos la vergüenza y estamos luchando para sentirnos dignos de amor y pertenencia, solemos tener reacciones automáticas, algunas pueden ser:
 
  • Nos convertimos en una víctima de la vida, sin tomar responsabilidad.
  • O en un vikingo, infligiendo vergüenza para “vengarnos”.
  • En perfeccionistas, comparándonos obsesivamente, evitando así el error a la vez que la creatividad.
  • En desconectados, anestesiándonos para evitar sentir la vergüenza, es decir utilizar en exceso las pantallas, alcohol, cualquier cosa para distraernos.
 
  1. Vulnerabilidad.
 
Brown define la vulnerabilidad como incertidumbre, riesgo y exposición emocional. No es ni buena ni mala, es la esencia de todas las emociones y sentimientos, sentir es vulnerabilidad, creer que la vulnerabilidad es debilidad es creer que sentir es debilidad.
 
Anular nuestra vida emocional por temor a pagar un precio demasiado alto es alejarnos a lo que le da sentido y propósito a nuestra vida. Un ejemplo es el amor, despertarnos cada mañana y amar a alguien que puede seguir en nuestra vida o desaparecer de la noche a la mañana, que puede sernos fiel eternamente o traicionarnos mañana, eso es vulnerabilidad, el amor es incierto, es un riesgo increíble, y amar a alguien es exponernos a que nos hagan daño, pero, que sería la vida sin amar o ser amados?
 
Vamos por la vida con grandes y robustas armaduras para no exponernos, para no arriesgarnos, pero esa armadura que nos “protege”, también nos impide conectar, sentir. Si adoptamos la creencia de que somos dignos de amor e integración aun en nuestras equivocaciones, vamos a ser más valientes a la hora de quitarnos los escudos y mostrarnos tal cual somos.
 
Conectar con nuestra vulnerabilidad, mostrar quienes somos, “desnudos de escudos” es lo más valiente que podemos hacer para vivir de manera auténtica, comprometidos con nuestro propósito de vida.
 
  1. Empatía y conexión.
 
Cuando vemos vulnerabilidad en otros, surge la empatía, nos reconocemos en la humanidad del otro, incluso puede surgir la admiración a su valentía, en definitiva, la conexión humana se refuerza.
 
  1. El coraje es contagioso.
 
En la cultura de la escasez estamos hartos de no ser lo bastante buenos, estamos hartos de no ser suficientes, necesitamos ejemplos de gente que se arriesgue a mostrarse tal y como es, que se apropie de sus equivocaciones y que cuente sus historias de aprendizajes, estamos deseando escuchar esas historias, reconocernos en ellas, será inevitable contagiarnos y terminar contando nuestras propias batallas, porque en el fondo, queremos ver y ser vistos como quienes realmente somos.
 
¿Qué aprendizajes del libro están más relacionados con tu manera de vivir el coaching?
 
  1. Desarrollar un mayor respeto, comprensión y compasión hacia mi y hacia los coachees, comprender verdaderamente que todos estamos haciendo lo mejor que podemos para sentirnos amados y conectados. Como dice la autora: “estamos cableados para huir o luchar pero aún así somos dignos de amor y pertenencia”.
  1. Comprender de manera más profunda que todos sentimos la emoción de la vergüenza, que es el miedo a la desconexión, a la no integración, a no ser aceptados, amados. La vergüenza puede ser muy dolorosa, pero rechazarla, evitarla, escudarnos para no sentirla, nos desconecta de nosotros mismos y de los demás. Si no nos reconciliamos con la vergüenza, si no la legitimamos como una emoción más, creeremos que nos pasa algo, que somos malos, que tenemos defectos, que no somos lo bastante buenos, y lo que es peor, actuamos en función de estas creencias. 
  1. Si queremos implicarnos del todo para estar conectados con nosotros mismos y con los demás, hemos de ser vulnerables y hemos de desarrollar resiliencia a la vergüenza.
 
¿Algún momento de insight durante su lectura?
 
La plataforma de la dignidad.
 
Desde la vergüenza, me siento como en un pozo oscuro, desde el que no veo lo que hay fuera, porque soy un error, soy un fracaso, no merezco amor, ni la aceptación, ni la conexión con otros, no valgo… desde ahí no hay salida, no hay solución, las únicas opciones son: quejarme, atacar a otros y que se hundan también, tomarme unos vinos para anestesiarme o encender la tele en el pozo.
 
Sin embargo, desde la responsabilidad, me elevo en la plataforma de la dignidad que supera al victimismo, la que me permite ver que, no soy un error, ni un fracaso, ver que sí he cometido un error, sí he tenido un fracaso, darme cuenta de que, lo que hay que mejorar está en mi hacer, no en mi ser.
 
La plataforma de la dignidad, es para mi un ancla cuando me avergüenzo por algo que he hecho, me conecta con el coraje necesario para aceptar mi emoción de la vergüenza como lo que es, miedo a desconectarme, pero desde mi dignidad puedo ver con normalidad este miedo, encararlo, responsabilizándome de lo que ha pasado y actuando en consecuencia.
 
Desde esta plataforma ya no necesito quejarme, ni vengarme de nadie, solo quiero aprender y seguir mi camino.
 
¿Qué herramientas del libro pueden ser utilizadas en un proceso de coaching?
 
  • Acompañar al coachee a conectar con su propio valor, con su dignidad, recordar momentos en los que se haya sentido valioso, digno, ¿con qué emoción se conecta? ¿Qué piensa y siente cuando se pone en valor? ¿Cómo puede medir su propio valor sin compararse?
  • Acompañar en la aceptación de la vergüenza como emoción legítima. Conectar con la necesidad de amor e integración.
  • Acompañar en la toma de consciencia sobre la vergüenza. Cómo la experimenta el coachee, qué sensaciones físicas tiene, qué pensamientos surgen. Desarrollar la consciencia sobre esta emoción permitirá detectarla lo antes posible y tomar decisiones más responsables.
  • En relación a la vulnerabilidad, acompañarle a recordar cuándo ha experimentado la vulnerabilidad de otros, ¿qué ha sentido?, ¿qué ha pensado sobre aquellos que se muestran vulnerables?
  • Preguntarle cuando se ha sentido auténtico, ¿qué ha sentido?, ¿qué ocurre después de mostrarse tal cual es?, ¿con quiénes se ha mostrado auténtico?, ¿con quién le gustaría mostrarse auténtico? 
  • Trabajar distinciones como vulnerabilidad, perfeccionismo, victimismo, excelencia, compromiso, responsabilidad…
  • Dando el ejemplo y mostrarnos vulnerables como coaches, cuando no sepamos algo, decirlo, cuando estemos enganchados a algún pensamiento que no nos deje escuchar activamente al coachee, abrirnos y ponerlo encima de la mesa, cuando nos equivoquemos contar las historias con propiedad normalizando las equivocaciones. Cuando nos den feedback de mejora integrarlo con dignidad y agradecimiento.


¿En qué momento del proceso de aprendizaje como coaches puede ser recomendable su lectura?

 
Es un libro en mi opinión, denso, que he prestado varias veces, hay quienes no se sintieron “enganchados” y también hay quienes leen y releen antes de pasar de página porque dicen que hay “mucha tela que cortar”. Quizás sea recomendable ya comenzado el Ciclo II.

 

 

Ventajas

Formación en EEC
Otros programas de formación
Acuerdos comerciales
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Encuentros y ocio
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Beneficios
Modalidades
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Funcionamiento
Equipo
Dónde estamos