Buscar
 
 
 

Noticias de EEC ALUMNI

Perdonar y no olvidar es una oportunidad para aprender

29/05/2020

En su experiencia acompañando a víctimas del terrorismo y más recientemente acompañando a familiares de víctimas del Covid, Alicia Morales explica que el perdón es un proceso largo y lento que “como coaches, deberíamos trabajar más”.
 
La psicóloga y coach de EEC expuso en su taller de EEC Alumni El perdón, un traje a medida una visión constructiva del perdón en la que adopta un papel de oportunidad y dirigido a un público mayoritariamente de coaches profesionales.
 
Entre las ideas clave del taller dirigido a coaches especializados estuvieron, como primer paso, el descubrimiento de la relación que cada uno tenemos con el perdón “para averiguar qué hacemos nosotros mismos con el perdón y que reflexionemos sobre cuánto perdonamos y cuánto nos perdonamos”. Ya que , “en función de cómo yo me trate a mí y me perdone a mí, perdonaré a los demás y como coach seré capaz de acompañar al otro en este proceso”.
 
Las distinciones de coaching

Los presentes en el taller siguieron paso a paso la conexión del perdón con algunas de las distinciones que habitualmente se trabajan en EEC. Así, Alicia Morales, coach PCC y facilitadora del Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo, compartió cómo “la responsabilidad es la distinción clave” y otras distinciones relacionadas son la “diferencia entre vivir y sobrevivir, sobra la que capacidad de perdonar tiene mucho que ver”.
 
Alicia destacó también la relación entre el perdón y la distinción dolor y sufrimiento, “el dolor es inevitable y lo sabemos, e incluso a veces es necesario, ya que nos hace conectar con que estamos vivimos, el sufrimiento es todo lo que hago y cómo gestiono el dolor. La capacidad de perdonar es una competencia que alguien necesita para gestionar el sufrimiento.
 
El trabajo del coach es acompañar a las personas a conseguir su visión y la falta de perdón es un gran obstáculo para esto. “Si alguien no perdona, difícilmente va a conectara con el futuro”, dijo la ponente.
 
Por último, destacó el trabajo del duelo, como un paso necesario para llegar a la aceptación; la necesidad de la empatía; y la importancia de la distinción de la exigencia, sobre la que dijo “las personas muy exigentes tienen mucho que perdonarse”.
 
Perdonar y no siempre olvidar

Para terminar, unas líneas de Alicia Morales que presentan el perdón como una oportunidad para el aprendizaje: “El perdón es una actitud sobre todo hacia mí mismo, es un acto de amor sobre todo hacia mí. El perdón es sobre todo una elección ya que, en realidad, no depende tanto de los factores externos. Cuando elijo perdonar rompo el vínculo, no la relación. Rompo con el resentimiento que era lo que me vinculaba con el otro. Y no necesariamente para perdonar tengo que restaurar la relación con el otro, no es necesaria la reconciliación y no es necesario olvidar. Olvidar es no aprender, mientras que no olvidar ayuda a poner límites en el futuro, a aprender algo de la relación que pasó, del dolor. Yo quiero perdonar a la persona que me hizo daño, pero no quiero olvidar lo que aprendí pues me puede servir para identificar a otra persona o relación parecida”.

El taller reconocido con créditos CCE de ICF supuso una profundización para acompañar eficazmente a personas con retos relacionados con el perdón y también fue una oportunidad para trabajar el perdón para los propios participantes.

 
___________________

El perdón, un traje a medida tuvo lugar el 25 de mayo de 2020 en formato online

 

 

Ventajas

Formación en EEC
Invitaciones y Cupones Descuento

Servicios

El baúl del coach
Grupos de investigación

Actividades

Agenda de eventos
Formación continua
Foro coaching
Coaching & me
Alumni solidario

Presentación

Sobre EEC Alumni
Conoce a los Alumni
Noticias de EEC ALUMNI
Equipo
Dónde estamos